martes, 11 de julio de 2017

Naturaleza y fósiles en la isla Tara Inti.




La Reserva Recreativa Natural Tara Inti de Las Termas de Río Hondo, sigue sumando visitas. Los que tienen la posibilidad de visitar la Reserva Tara Inti podrán disfrutar de las bondades y maravillas que ofrece un lugar paradisíaco que se encuentra ubicada a la orilla del río Dulce sobre la nueva Costanera. 

Además los turistas podrán descubrir distintos laberintos y senderos y escuchar de paso el canto y vuelo de las aves, los restos fósiles de animales que habitaban ese suelo hace miles de años, material cedido y clasificado por el Museo Municipal Rincón de Atacama de esta ciudad. Entre otros atractivos que tiene esta isla. 

Algo que fascina a todos los visitantes es que quedan maravillados al tomar contacto con la naturaleza, disfrutar del paisaje sumado al encanto de la fauna y flora autóctona. El ingreso es libre y gratuito, todos los días de 9 a 17 hs.

martes, 27 de junio de 2017

Como llegar al Museo Municipal Rincon de Atacama.



Museo Municipal "Rincón de Atacama" de la ciudad de Termas de Rió Hondo, Santiago del Estero, Republica Argentina.


Ubicación:
Calle Caseros Nº 268. Centro de la ciudad.

Teléfono:
(03858)421969.

Los fósiles hallados cerca de localidad de Weisburd son parecidos a los exhibidos en el Museo Termense.



Los trabajos para rescatar los restos prehistóricos hallados a 15 kilómetros de la localidad de Weisburd, continúan. Según pudo averiguar Nuevo Diario, las excavaciones e investigaciones, se extenderán —por lo menos— un mes más debido a que el animal no está fosilizado, y se deben tomar medidas para evitar cualquier daño.

Uno de los geólogos que trabaja en el lugar, Juan Cruz Tasso, indicó que se están concretando las excavaciones, y que aún no pueden determinar a ciencia cierta que se trate de tres gliptodontes. En ese sentido, sostuvo que “los restos encontrados pueden pertenecer a un sólo animal, o bien a dos o tres”. Los resultados concretos, los tendrán cuando culminen las etapas de pruebas.

Por su parte, desde la Dirección de Patrimonio Cultural, organismo a cargo de esta misión, indicaron que “ejemplares de este tenor, se encuentran en el Museo Provincial de Antropología y Ciencias Naturales ‘Emilio y Duncan Wagner’, ubicado en el Centro Cultural del Bicentenario, en el Museo Rincón de Atacama de la Municipalidad de Las Termas de Río Hondo, correspondientes a hallazgos realizados en la zona y algunos fragmentos óseos están en exhibición, en el Museo Ashpap Rymaini de la localidad de San Pedro, departamento Capital, entre otros”.

El hallazgo producido hace casi un mes, mantiene expectantes a los santiagueños, en especial a los pobladores del departamento Moreno, ya que no es la primera vez que se encuentran este tipo de animal en la zona. “Esto acrecienta el patrimonio cultural y natural de los santiagueños”, indicó el Lic. Alejandro Yocca, director de Patrimonio Cultural.

Cabe mencionar que una vez que se concrete el rescate de todas las piezas, serán expuestas al público en general, y estarán a disposición de los investigadores que deseen indagar acerca de la vida de los gliptodontes en nuestra provincia.

viernes, 14 de abril de 2017

viernes, 24 de marzo de 2017

Dieron a conocer el estudio de restos fósiles encontrados en las inmediaciones de Rio Hondo.



Recientemente dieron a conocer una publicación científica “El primer registro del Neolicaphrium recens, Frenguelli, 1921 (Mammalia, Litopterna) en los depósitos del Pleistoceno del río Dulce, departamento de Rio Hondo, Santiago del Estero, Argentina”


El registro más septentrional y más occidental de la especie, ampliando así su distribución. Los datos geológicos sugieren que el material proviene del pleistoceno, es decir, de los últimos 2 millones de años.


En el año 2015, el Museo Municipal Rincón de Atacama de Termas de Rio Hondo y el Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar, dieron a conocer restos fósiles de otro proteroterio que vivió durante el Mio- Plioceno (5 millones de años) anterior a este último, procedente de Las Cañas.


Eran animales con aspecto de caballo, que vivieron entre el Oligoceno y el final del Pleistoceno (Neolicaphrium recens, el último representante de los proteroteríidos). Hubo otra familia de meridiungulados, perteneciente al suborden de los Notoungulata que también presentaron formas semejantes a los caballos. La difusión de las planicies abiertas por todo el continente sudamericano contribuyó a la evolución de unos animales corredores de estructura ligera.


Animales de pequeño y mediano tamaño que por su aspecto y sus proporciones eran caballos en miniatura, como ocurrió después paralelamente entre los équidos arcaicos. Los primeros proteroterios tenían un dedo central muy grande en cada pie, y dos laterales más pequeños que apenas tocaban al suelo, algo similar a lo que ocurre en las patas traseras de los jabalíes actuales.

La publicación está disponible en; https://www.researchgate.net/publication/315311991_First_record_of_the_Neolicaphrium_recens_Frenguelli_1921_Mammalia_Litopterna_in_the_Pleistocene_of_Santiago_del_Estero_Province_Argentina

sábado, 10 de diciembre de 2016

El Murciélago, una de las figuras zoomorfas milenarias del Museo.



Los animales que convivieron con los pobladores del pasado, tanto extintos, localmente desplazados o vivientes, se conocen a través de distintos elementos preservados en el contexto arqueológico, como huesos, cueros, placas, cáscaras de huevo, heces, y por supuesto, también se encuentran representaciones plasticas de figuras de animales en la cerámica.

Las figuras zoomorfas son objetos que presentan forma o estructura animal. Se pueden encontrar infinidad de objetos escultóricos con formas zoomórficas, sobre antiguas ruinas, como por ejemplo estelas funerarias, amuletos, o utensilios religiosos.

En el Museo Municipal Rincón de Atacama de Termas de Río Hondo, se encuentra una pequeña pero significante colección de estas piezas zoomórficas, realizadas por las distintas culturas humanas que vivieron en nuestra región y han dejado testimonio del medio ambiente que los rodeaba.

lunes, 5 de diciembre de 2016

El Bigua, otra de las aves de nuestra región.



El cormorán neotropical ( Phalacrocorax brasilianus), también conocido como biguá, cormorán, cormorán negro, cuervo de mar, yeco, pato yeco, pato cuervo o patillo, es una especie de ave suliforme. Es un ave marina que se distribuye geográficamente a lo largo de los trópicos y subtrópicos americanos. En Termas de Río Hondo, es común verla en el Río Dulce, sobre todo en el Dique y en Tara Inti.

Esta ave tiene un largo total de 70 a 75 cm,2 una envergadura alar de 100 cm, y pesa de 1 a 1,5 kg; las aves de las poblaciones del sur tienden a ser más grandes que las aves más septentrionales.

Es delgado, y pequeño comparado con Phalacrocorax auritus que es la especie más grande y pesada. Tiene una cola larga y frecuentemente sostiene su cuello en una forma de S. El plumaje adulto es principalmente negro, con un parche de garganta de amarillo-castaño. Durante la temporada de cría, aparecen mechones blancos a los lados de la cabeza, y el parche de la garganta desarrolla un borde blanco. Los juveniles son de color pardusco.

A esta especie es común verla posada sobre postes de alambrados, en lagunas de poca profundidad, siempre cerca o sobre el agua. Es un residente permanente, pudiendo algunas poblaciones migrar al norte, durante el invierno del Hemisferio Sur.

Su dieta consiste principalmente de peces pequeños, pero también come renacuajos, ranas e insectos acuáticos. Este cormorán busca alimento zambulliéndose debajo del agua, mientras se propulsa con sus patas. Suele alimentarse en grupos. Imagen de Internet.

domingo, 30 de octubre de 2016

En las orillas del Río Dulce, hace 20 mil años.


Durante el Pleistoceno tardío, hace unos 20 mil años antes del presente, a orillas del Río Dulce habitaban animales parecidos a los de hoy, pero de tamaños y formas variadas. Había perezosos de cuatro metros de altura, como el Megaterio (Megatherium) emparentado con el perezoso de tres dedos de la actualidad. Macrauchenoas, parecidos a camellos pero con trompa, pertenecientes a un linaje muy antiguo de Sudamérica. Otros llamativos eran los armadillos, como los gliptodontes (sin bandas móviles en el caparazón) y los Pampaterios (con bandas móviles, como las especies actuales) algunos de ellos pesaban mas de una tonelada, mientras otras tenían 200 kilogramos. También había Mastodontes (no están en la imagen), muy parecidos a los elefantes y mamut, tal vez, la especie con mayor frecuencia, y seguramente también hubo carnívoros, como grandes lobos y dientes de sable. Todos ellos y otras criaturas milenarias habitaron nuestra región. Te esperamos en el Museo Municipal Rincón de Atacama para que las conozcas.

Ilustración del PaleoArtistas Meter Schouten.
Texto; www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm